Cambio climático: 2023 sería el año más cálido de la historia


¿Te gustó esta noticia? ¡Compartila!

Así lo afirma la Organización Meteorológica Mundial. A su vez, advierte que 2024 podría ser todavía más cálido a causa del fenómeno El Niño.

Dos personas y dos perros se refrescan para combatir las altas temperaturas. Créditos: El Argentino Diario.
Dos personas y dos perros se refrescan para combatir las altas temperaturas. Créditos: El Argentino Diario.

Según el informe provisional sobre el estado del clima a nivel global de la Organización Meteorológica Mundial (OMM), 2023 “va camino a ser el año más cálido jamás registrado”. El organismo de Naciones Unidas sostiene que esto se debe, entre otras causas, al aumento de las concentraciones de gases de efecto invernadero, las temperaturas de la superficie de los océanos y la subida del nivel del mar. Las consecuencias se traducen en fenómenos meteorológicos extremos que generan pérdidas económicas, desplazamiento de personas y muertes.

En este sentido, la OMM destaca que es probable que 2024 sea todavía más cálido debido a El Niño, un fenómeno natural caracterizado por la fluctuación de las temperaturas del océano en la parte central y oriental del Pacífico ecuatorial, que tiene una gran influencia en las condiciones climáticas de diversas partes del mundo. “Las concentraciones de gases de efecto invernadero baten todos los récords. Las temperaturas mundiales registran máximos históricos. La subida del nivel del mar no tiene precedentes. La extensión del hielo marino de la Antártida nunca antes fue tan baja”, afirmó Petteri Taalas, secretario general de la OMM.

En esta línea, Taalas agregó: “No son meras estadísticas. Corremos el riesgo de perder la oportunidad de salvar nuestros glaciares y frenar el aumento del nivel del mar. No podemos volver al clima del siglo XX, pero debemos actuar ahora para limitar los riesgos de un clima cada vez más inhóspito en este siglo y en los venideros“.

Números en rojo

Según el documento, las concentraciones de dióxido de carbono, metano y óxido nitroso (los tres gases de efecto invernadero más abundantes) alcanzaron niveles “sin precedentes” en 2022 y los datos parciales de 2023 resaltan que las cifras siguen aumentando.

En cuanto a la temperatura de la superficie del mar, entre abril y septiembre se batieron todos los récords de máxima. Se produjeron olas de calor marinas generalizadas y se registraron valores “excepcionalmente altos” en el Atlántico Norte oriental, el golfo de México y el Caribe.

Este aumento de temperatura en los océanos coincide con dos fenómenos. Por un lado, la pérdida de extensión de hielo marino, que alcanzó un mínimo histórico en la Antártida y valores “muy por debajo de los normales” en el Ártico. Por otro lado, el aumento del nivel medio del mar a escala mundial, que alcanzó un máximo histórico.

Consecuencias extremas

El aumento de la temperatura y el cambio climático producen escenarios meteorológicos extremos, que son cada vez más intensos y frecuentes. Por ejemplo, en lo que va del año se registraron grandes inundaciones y calores inusuales en diversas regiones del mundo. La última noticia al respecto fue Río de Janeiro, que registró una sensación térmica de 58,5 grados.

Por su parte, las sequías y los incendios forestales superaron las marcas que se conocían hasta el momento. En este aspecto, desde la OMM subrayan que “los peligros meteorológicos y climáticos agudizaron los problemas de inseguridad alimentaria, multiplicaron los desplazamientos de población y agravaron las repercusiones para las poblaciones vulnerables”.


Últimas noticias de la sección Ambiente:


Nicolás Retamar

Redactor. Docente y licenciado en Comunicación Social.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *